Conectate

Otros

Djokovic en el limbo mientras apela expulsión de Australia

BRISANE. Australia (AP) — Novak Djokovic pasó un día confinado en una habitación de hotel a la espera de la decisión de un tribunal, enfrentándose a la posibilidad de tener que marcharse de Australia antes de tiempo.

El tenista serbio, que tiene 20 títulos del Gran Slam en su palmarés, pasará al menos otra noche allí, retenido por inmigración, esperando, mientras lucha contra su deportación.

Después de que se le negase la entrada al país y su visa fuese cancelada por las autoridades fronterizas australianas, que rechazaron las pruebas para respaldar una exención médica a las estrictas normas de vacunación contra el COVID-19 del país, Djokovic tuvo que cambiar las pistas de entrenamiento por los tribunales el jueves.

La posibilidad de que el nueve veces campeón vuelva a disputar el Abierto de Australia a partir del 17 de enero sigue en el limbo.

El juez federal de circuito, Anthony Kelly, dijo que hubo una demora en la recepción de la petición de revisión de las decisiones sobre la visa y el veto temporal a la deportación de Djokovic. Un abogado del gobierno se mostró de acuerdo con que el as del tenis, de 34 años, no debería ser expulsado hasta el viernes como pronto, aunque la vista se retrasó hasta el lunes.

El viaje de Djokovic estuvo envuelto en polémica mucho antes de que aterrizase en suelo australiano, ya que el conservador gobierno federal y el ejecutivo de izquierdas del estado de Victoria, donde está Melbourne, la sede del torneo, parecían tener opiniones encontradas sobre lo que constituyen motivos médicos aceptables para una exención a la política australiana de vacunación para extranjeros.

Djokovic anunció en redes sociales el martes que tenía un “permiso de exención”. El número uno del escalafón mundial aterrizó en Melbourne el miércoles por la noche con una exención médica expedida por el gobierno regional. Ese salvoconducto lo libraba aparentemente de los severos requisitos de vacunación que se han implementado para deportistas, personal y aficionados que acudan al Abierto de Australia, el primer major del año.

Esto le habría servido para acceder al torneo, pero aparentemente no al país.

Tras un largo vuelo, pasó la noche tratando de convencer a las autoridades fronterizas de que tenía toda la documentación necesaria, pero la Fuerza Fronteriza Australiana emitió un comunicado de madrugada en el que explicó que el serbio no había cumplido los requisitos de ingreso.

“La regla es muy clara”, aseveró el primer ministro australiano, Scott Morrison, en una conferencia de prensa. “Necesitas tener una exención médica. Él no tenía una exención médica válida”.

El ministro australiano de salud, Greg Hunt, dijo que la cancelación de la visa siguió a la revisión de los documentos del tenista por parte de los funcionarios fronterizos, quienes analizaron “la integridad y evidencia detrás” del salvoconducto.

El presidente de Serbia criticó “acoso” a su compatriota. Djokovic fue trasladado el jueves por la mañana a un hotel de seguridad controlado por las autoridades migratorias, que antes alojó a solicitantes de asilo y refugiados. Por la tarde, varios seguidores envueltos en banderas serbias acudieron a la zona en señal de apoyo.

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Otros