Relaciones MLB y Sindicato Jugadores van en picada

By
Updated: February 6, 2018

La paz laboral que ha disfrutado el béisbol de Grandes Ligas por cerca de un cuarto de siglo podría estar llegando a su final.

El martes, el director de la Asociación de Peloteros de las Grandes Ligas (MLBPA, por sus siglas en inglés), Tony Clark, emitió un comunicado que refleja el sentimiento de la mayoría de jugadores por la asombrosa cantidad de buenos agentes libres que no han firmado, cuando los clubes ya se preparar para abrir sus campamentos de entrenamientos en Arizona y Florida.

Clark dijo que los equipos de Grandes Ligas están involucrados en un camino que “amenaza la integridad del juego”.

“Los lanzadores y receptores se reportarán a los campamentos en Florida y Arizona en una semana y un número récord de agentes libres con talento permanecen desempleados en una industria donde los ingresos y los valores de franquicia están en niveles récord”, dijo Clark.

“Los entrenamientos primaverales siempre se han asociado con la esperanza de una nueva temporada. Este año, un número importante de equipos participa en una carrera hacia abajo. Esta conducta es una violación fundamental de la confianza entre un equipo y sus fanáticos y amenaza la propia integridad del juego”.

Clark se refiere al hecho de que cerca de 100 jugadores agentes libres de Grandes Ligas y cerca de 175 con algún tipo de experiencia en las ligas mayores, se encuentran desempleados a una semana exacta del inicio de los entrenamientos de preparación de los equipos.

Los bateadores J.D. Martínez, Eric Hosmer, Mike Moustakas, Carlos González, JJ Hardy, Eduardo Nunez, Carlos Gomez, Logan Morrison, Yunel Escobar, José Bautista, Melky Cabrera y Jonathan Lucroy y los lanzadores Yu Darvish, Jake Arrieta, Lance Lynn, Alex Cobb, Greg Holland, Jaime García, Francisco Liriano y Jason Vargas son solamente algunos de los desempleados más llamativos del béisbol.

Cifras de ESPN indican que apenas 70 jugadores han firmado nuevos contratos desde que los Astros de Houston vencieron a los Dodgers de Los Angeles en la Serie Mundial del año pasado, y que los equipos han invertido $780 millones de dólares en agentes libres este invierno, en comparación con $1,450 millones de dólares hace un año.

La parálisis en el mercado de la mejor liga de béisbol del mundo produce un ‘efecto cascada’ en otros circuítos veraniegos.

En la Serie del Caribe que se celebra en Guadalajara, México, una asombrosa cantidad de participantes no tienen trabajo para el próximo verano.

“Sigo esperando por una oferta para jugar en algún lugar en Estados Unidos, pero si no llega entonces vendré a México, donde hay un par de equipos interesados”, dijo el jardinero dominicano Juan Perez, quien militó con San Francisco Giants del 2013 al 2015 y en las ligas menores de los Chicago Cubs y Detroit Tigers desde el 2016.

Los lanzadores cubanos Yuneski Maya y Raúl Valdes, compañeros de Pérez en las Águilas Cibaeñas, el representante dominicano en el clásico caribeño, tampoco saben lo que harán en el 2018.

Y todo eso ocurre cuando las ligas mayores vienen de un año en el que superaron sus ingresos brutos por 15ta. temporada consecutiva y superaron los $10 mil millones de dólares por primera vez en su historia, de acuerdo a lo que dijeron fuentes de la industria a la revista Forbes en noviembre.

La oficina del comisionado de Grandes Liga, en respuesta a la declaración de Clark, dijo en otro comunicado que la gran cantidad de agentes libres de élite aún sin firmar refleja el fracaso de sus representantes en evaluar adecuadamente el estado del mercado de este invierno.

“Nuestros clubes están comprometidos a poner un producto ganador en el campo para sus fanáticos. Los propietarios poseen equipos por una razón: quieren ganar. En el béisbol, siempre ha sido cierto que los clubes pasan por estrategias cíclicas de varios años dirigidas a ganar”, dijo el memo de MLB.

“Es común en este momento en el calendario tener un gran número de agentes libres sin firmar. Lo que es raro es tener algunos de los mejores agentes libres sentados sin firmar a pesar de que tienen ofertas sustanciales, algunas en nueve cifras”, dijo la gerencia.

“Es responsabilidad de agentes de jugadores para valorar a sus clientes en un mercado de agentes libres en constante cambio basado en factores tales como demanda posicional, análisis avanzados y el impacto del nuevo Pacto Laboral Básico. Responsabilizar a los clubes por la falla de algunos agentes para evaluar con precisión el mercado es injusto, injustificado e incendiario”, agregó la dura respuesta del gobierno del béisbol.

Desde la huelga de jugadores de 1994-95, que canceló 948 partidos, la postemporada de 1994 (incluyendo la Serie Mundial por primera vez desde 1904) y dejó miles de millones de dólares en pérdidas, peloteros y propietarios de equipos han tenido unas relaciones bastante cordiales. El último Acuerdo Laboral de cinco años cubre hasta la temporada del 2021, cuando existe el peligro de un noveno paro laboral en las ligas mayores.

“Posiblemente tengamos que irnos a huelga”, dijo el curazoleño Kenley Jansen durante una actividad de los Dodgers en Los Angeles la semana pasada, cuando se le preguntó sobre la evidente lentitud con que se ha movido el mercado de agentes libres este invierno.

Con el paso de los días, las palabras de Jansen han comenzado a tomar forma de premonición de la posible batalla que se avecina entre dueños y jugadores. Un conflicto que tuvo su primer ensayo en el campo diplomático el martes, pero que podría escalar al fuego conforme se acerque el fin del acuerdo laboral.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *