Conectate

Otros

Entregan campo de golf para JJOO Río 2016

El campo de golf para los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro – retrasado por demandas ambientales, disputas sobre la propiedad del terreno e incluso dudas sobre si era necesario construirlo – fue entregado el domingo a los organizadores de la máxima justa deportiva del año entrante.

El alcalde de Río, Eduardo Paes, pasó 15 minutos defendiendo el campo, construido en el vecindario adinerado de Barra da Tijuca, donde se han ubicado la mayoría de las instalaciones olímpicas.

Paes habló ante cientos de invitados y agradeció en repetidas ocasiones al multimillonario constructor Pasquale Mauro, quien estuvo junto a él en la presentación. Mauro gastó alrededor de 60 millones de reales (16.2 millones de dólares) en la construcción del campo y también está edificando unos lujosos apartamentos de mármol y cristal, alrededor de la instalación deportiva, realizada en una reserva natural.

borrar3

El nuevo campo seguirá siendo público durante 20 años. En Río existían ya dos clubes privados de golf. Albergará el primer torneo de golf de los Juegos Olímpicos en 112 años, marcando el regreso del deporte a la máxima justa, aunque en un país donde se sigue muy poco a esta disciplina.

La construcción tardó tres años, y las constantes interrupciones restaron algo de glamour al retorno de este deporte al programa olímpico.

Las obras comenzaron con seis meses de retraso. El arquitecto estadounidense Gil Hanse, quien consiguió el contrato por encima de famosos diseñadores de campos como Jack Nicklaus y Gary Player, se quejó al inicio de que el constructor no le estaba pagando, y amenazó con retirarse del proyecto.

Luego, el proyecto se demoró por una serie de demandas de grupos ambientalistas. Hubo también varias disputas legales sobre quién era el dueño de la propiedad, ubicada en una zona de codiciados terrenos en este suburbio al poniente de Río.

El domingo, Paes insistió en que, si bien una parte de la reserva natural fue eliminada para dar forma al campo de golf, la mayor parte de la zona modificada se encontraba ya en deterioro.

 

Haga clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Otros