26.5 C
Santo Domingo
martes 28 mayo, 2024
Síguenos en:

Ronny Mauricio jugó con Licey por problemas financieros, en contra de deseos de Mets

Los Mets intentaron convencer a Ronny Mauricio para que no jugara pelota invernal esta temporada con el Licey o al menos esperara hasta enero.

Pero un factor significativo (y quizás el más importante) en la finalmente dolorosa decisión del jugador de cuadro de 22 años de regresar a la Liga Dominicana, donde el torneo pasado fue el Jugador Más Valioso.

Fuentes dijeron al diario The New York Post que Mauricio atraviesa por apuros económicos y necesitaba los ingresos, lo que le llevó a integrarse al equipo azul. Una fuente estimó que un jugador de la talla de Mauricio que había sobresalido tanto para su equipo, Licey, era capaz de ganar al menos US$20,000 mensuales jugando béisbol invernal.

Pero la experiencia fue dolorosa y el infielder solo pudo jugar ocho partidos. El nacido en San Pedro de Macorís hace 22 años debutó el 30 de noviembre, pero el 10 de diciembre se rompió ligamentos cruzados de la rodilla derecha cuando intentaba correr de primera a segunda. Fue operado el dos de enero y se tomaría hasta ocho meses de recuperación, en una campaña donde llegaba con opciones de convertirse en titular con los Mets.

En 2017, Mauricio recibió un bono por firmar de US$2.1 millones de los Mets cuando tenía 16 años, que en ese momento era el bono más grande otorgado por la organización a un agente libre internacional. Pero Mauricio nunca vio mucho de ese dinero, según fuentes, debido a un agente y familiar sin escrúpulos a quien el jugador le dio el control de sus finanzas.

El prospecto se disgustó con su padre, con quien vivió desde que tenía un año y su progenitor se separó de su madre, y se mudó a San Cristóbal con su madre, donde ha residido por más de cinco años.

En una entrevista con el youtuber El Chico Sandy en junio de 2023, Carlos, el padre de Mauricio, reveló que la relación con su hijo se rompió al poco tiempo de firmar y que una parte del entorno familiar lo acusa de haberle malgastado el dinero de la firma.

Carlos confesó que en ese entonces que del bono de US$2,1 millones que su hijo firmó al entrenador Carlos Guzmán le correspondió un 40% (US$840,000), otro 10% (US$210,000) fue a la liga de origen, un 6% (US$84,000) a un entrenador y otro 5% (US$105,000) a la Dominican Prospect League (DPL).

El padre, que reveló es un consumidor de drogas sociales, dijo que él incurrió en gastos de entre «18 o 19 millones de pesos», pero que él «le puso la mano» a 11 millones.

spot_imgspot_img

Más Recientes

spot_img

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí